Embarazo y COVID-19

Embarazo y COVID-19

El embarazo y COVID-19 son dos aspectos que en múltiples ocasiones origina interrogantes en las mujeres embarazadas.

En la actualidad, nos enfrentamos a un evento inédito para muchos, como lo es la pandemia del COVID-19, la cual, ha creado de manera drástica un conjunto de alarmas e inquietudes con respecto a esta enfermedad.

Normalmente, los consejos de nuestras madres y abuelitas eran reconfortantes en el momento de tener dudas.

Ahora bien, cuándo les preguntamos sobre ¿Qué puede ocurrir con mi cuerpo y mi bebé, si estoy contagiada por COVID-19? Podríamos dar por sentado que tendrían dificultades al responder.

Te puede interesar: Cambios Fisiológicos en el Embarazo

En este post, intentaremos despejar estas dudas o inquietudes que pueden surgir con respecto al contagio de COVID-19 en el proceso de tu embarazo.

Partiendo de las investigaciones o estudios avalados por diversos centros o portales web de salud oficial, recopilamos información que te podrá ser de utilidad a la hora de prevenir y cómo actuar en caso de contraer la enfermedad.

Preguntas Frecuentes del Embarazo y COVID-19

¿Si estoy embarazada podría tener mayor riesgo de contagiarme de COVID-19?

Según diversos estudios, parece indicar que las gestantes tienen la misma incidencia de contraer la enfermedad que cualquier otra persona.

Sí bien es cierto, que los cambios en el organismo de la mujer embarazada, aumentan el riesgo de ser blanco fácil de contagiarse de enfermedades infecciosas.

Por otro lado, existe el riesgo de padecer complicaciones por infecciones del tracto respiratorio relacionadas con afecciones de carácter viral, tales como la gripe.

Por esta razón, siempre es primordial la prevención en la mujer embarazada y relacionado con el COVID-19, las gestantes deben tomar las mismas pautas preventivas para cuidarse y reducir la propagación de la enfermedad.

COVID-19 es la enfermedad responsable de la pandemia actual.

¿Existe el riesgo de infección transplacentaria y transmisión por la leche materna?

Según el CDC (Centro de Control de Enfermedades por sus siglas en inglés), la transmisión de COVID-19 por vía vertical (infección materno-fetal) es poco viable, luego del nacimiento, el recién nacido es vulnerable a la transmisión de persona a persona.

No se han descrito casos de presencia del virus SARS-CoV2 en el líquido amniótico ni en la leche materna.

¿El COVID-19 incrementa el riesgo de complicaciones en el embarazo?

Las complicaciones que pueden presentar las embarazadas, dependerán de otros factores de riesgo como enfermedades crónicas o de base, defectos genéticos o por antecedentes de abortos.

No obstante, hay una mayor relación con el segundo y tercer trimestre de la gestación en donde hay mayor incremento de cambios vasculares y respiratorios en la mujer.

Sin embargo, no hay seguridad o confirmación de que el COVID-19 pueda ocasionar defectos congénitos, interrupción espontánea del embarazo (aborto) u otras complicaciones.

En opinión del CDC, se evidenciaron casos de mujeres portadoras del virus y que dieron a luz a recién nacidos prematuros.

¿En caso de que tenga COVID-19 debo estar alejada de mi bebé?

Para algunos expertos en el área de infectología recomiendan que las madres portadoras del COVID-19 permanezcan aisladas para evitar la transmisión del virus a los neonatos.

A su vez, no hay estudios que sustenten lo suficiente el comportamiento del coronavirus en los recién nacidos.

¿Puedo iniciar o continuar la lactancia materna si tengo COVID-19?

Si el diagnóstico de COVID-19 es definitivo, la madre deberá utilizar un equipo de extracción de leche materna y delegar a otra persona el suministro del alimento al bebé.

Recordemos que la lactancia no se debe interrumpir, salvo en ocasiones excepcionales dictaminadas por las entidades de salud, además, su privación sería desventajosa en el desarrollo inmunológico del niño.

La aparición del COVID-19 ha conllevado no solo a la enfermedad física de las personas y pérdidas de muchos seres queridos, sino, también, una sobrecarga emocional.

Debemos recordar mantener la calma y la mente ocupada en actividades que resulten beneficiosas para el sano proceso del embarazo.

Esperemos que con este post, hayamos aclarado las dudas e inquietudes relacionadas con el embarazo y el contagio por COVID-19. ¡Te esperamos en una próxima entrega!

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.